Uncategorized

Ojos que no ven

Publicada en

«¿Y yo qué hago aquí?», se siguió preguntando, cada vez más nervioso. Aquella rigidez no era buena conductora. A los pocos minutos, empezó a mover su pierna diestra frenéticamente. Estaba con mucha ansiedad. Y fue entonces. De golpe. Súbitamente. Las pulsaciones de Bruno se dispararon por encima de dos cientos. Su cara quedó pálida. Sus […]